BRCA1 y BRCA2

Para reducir os riesgos de cáncer de mama, la remoción de los ovarios o de las mamas es una propuesta que debe tener base en los respectivos factores de riesgo y reducción esperada en un diagnóstico de cáncer de mama de una mujer. 

Alteraciones genéticas son el principal indicativo de esas cirugías, principalmente por las mutaciones encontradas en los genes BRCA1 y BRCA2, que determinan el riesgo de cáncer de mama entre el 81% y el 85% en las portadoras de esta mutación.

En el caso de las portadoras del BRCA1, el riesgo de desarrollar el cáncer de mama hasta los 70 años será del 60% y del 55% si el BRCA2 estuviera presente. Es importante destacar que las mujeres que son portadoras del gen BRCA1 que tienen histórico de lactancia materna en un período mínimo de 12 meses, reducen en más del 30% el riesgo del cáncer de mama. Remover los ovarios alrededor de los 40 años reduce el riesgo en más de 50%, en las portadoras de los genes BRCA1 y BRCA2.