Ganglios linfáticos

Ganglio linfático

La información sobre el estado de los ganglios linfáticos axilares es esencial para la planificación terapéutica del cáncer de mama. Antes de iniciar el tratamiento es esencial saber el tamaño del tumor en cm (T), la presencia o no de comprometimiento dos ganglios linfáticos (N) y si existe o no metástasis en órganos en distancia (M).

Se obtienen la información sobre el estado de los ganglios linfáticos por el examen cuidadoso de las fosas supraclaviculares y regiones axilares.

Una vez que no se encuentren sospecha de comprometimiento al examen clínico, estos son clasificados clínicamente como N0.

Además de la información clínica, es necesaria la información histológica, es decir, que se examinen los ganglios linfáticos en microscopio y el médico patólogo describa que no ha observado células tumorales en él, porque existe una discordancia de hasta un 30% entre el examen clínico y el análisis histopatológica.

La técnica de la biopsia del ganglio linfático centinela es la manera usada para mejor identificar el comprometimiento de los ganglios linfáticos, con mayor precisión y menor daño al paciente.

Tratase de la inyección de un colorante en la mama, que puede ser un colorante azul, o un marcador radioactivo, o la combinación de ambos. Estos caen en la circulación linfática de la mama y drenan para el primer o primer grupo de ganglios linfáticos axilares.

Usando la técnica del azul, identificase en la región axilar uno o más ganglios linfáticos colorados en azul. Con el colorante radioactivo, identificase por un aparato, denominado Gama Probe, la captación del técnico, expresada en número y por la emisión de una señal sonora.

Una vez que se identifica el ganglio linfático centinela, él es removido y enviado al patólogo que lo examina e informa sobre el comprometimiento o no.

Actualmente no se recomienda rutineramente la remoción completa de los ganglios linfáticos axilares excepto en los casos con comprobación de comprometimiento macizo clínico o histológico dos ganglios linfáticos, o comprometimiento de 3 o más ganglios linfáticos, o comprometimiento de los ganglios linfáticos en pacientes que no deberán recibir radioterapia después de la cirugía.

Las actualizaciones posibilitaran mejor información con menor daño a las pacientes.