Impuesto sobre la renta

Los pacientes diagnosticados con cáncer tienen derecho a la exención del Impuesto sobre la renta sobre los montos recibidos por jubilación, reforma o pensión, aunque se haya descubierto la enfermedad después de la concesión. Beneficios como auxilio por accidente o auxilio por enfermedad también ya son exentos del Imposto.

Para tener derecho al beneficio, el paciente debe buscar el órgano responsable del pagamento de su jubilación, reforma o pensión (INSS, Estado, Provincia o Municipio) y solicitar la exención. Además, debe presentar la solicitación de exención de Impuesto sobre la Renta, un reporte de pericia emitido por servicio médico oficial del Estado, de las Provincias, del Distrito Federal o de los Municipios, comprobando el diagnóstico de la enfermedad y su etapa clínica. Si posible, incluir la fecha inicial de la manifestación de la enfermedad, exámenes de comprobación, fecha, nombre y registro en CRM del médico con su firma y CID (Classificação Internacional de Doenças [Clasificación Internacional de Enfermedades]).

La exención empieza en la fecha que el paciente ha sido diagnosticado con la enfermedad y él es obligado a presentar anualmente una declaración. La exención no alcanza rentas de aplicaciones financieras y alquileres, aunque él esté jubilado. También son exentos los pacientes que han recibido rentas de entidades de seguridad privada.

El paciente puede requerir a la Receita Federal [organismo de administración tributaria federal en Brasil] la restitución de los importes descontados en los últimos cinco años, si tiene los requisitos para la exención durante el período.