Viaje y diversión durante el tratamiento

Durante ese momento difícil en la vida del paciente, nada como un viaje con la familia o amigos para salir de la rutina y respirar nuevos aires. Pero se debe tomar medidas y precauciones, usando siempre el sentido común. La Fundação Laço Rosa tiene sugestiones preciosas para ayudar los pacientes y sus familiares en la organización. 

El destino elegido debe tener locales con buena infraestructura y atención médica, si necesario. El paciente debe evitar viajar solo. Los límites siempre necesitan respecto, porque existe un tratamiento de salud en desarrollo. Si la persona sentirse cansada debe parar un poco y seguir las actividades en otro momento. 

Antes de cualquier viaje, es necesario tener una cita con el médico, porque quizás sea importante realizar exámenes de rutina o providenciar vacuna y/o medicación preventiva. Siempre es bueno solicitar al profesional sugestiones de clínicas y hospitales en la ciudad visitada. Es necesario llevar copias de los exámenes más recientes y una carta del médico que está acompañando el caso informando el estado de salud y tratamiento. 

El check-list de medicinas es fundamental. Las medicinas deben ser separadas y relacionadas, incluso dosificación y horarios de administración. Importante: las medicinas siempre deben ser llevadas en la valija de mano y en los embalajes originales, para evitar problemas con la aduana. Si el viaje es internacional, una medida indispensable es tener un seguro viaje. 

Si es un viaje de avión, el paciente debe levantarse y caminar por la aeronave a cada 1h, para mejorar la circulación. El paciente debe mantenerse hidratado y evitar bebidas alcohólicas. Para reducir las posibilidades de infecciones, prefiera bebidas embotelladas y alimentos bien cocidos. Si el viaje es para un local donde las costumbres y la culinaria son distintos del habitual, una sugestión es siempre llevar bebidas y bocadillos, como barritas de cereales, chocolates y biscochos.

Al volver de viaje, el primer compromiso debe ser una cita con el médico. Si un síntoma extraño surgir, incluso después del viaje, contacte inmediatamente el médico.